Diferencias entre la Energía Solar Fotovoltaica y Térmica

Mucha gente habla de energía solar térmica y fotovoltaica indistintamente, sin saber que son cosas diferentes. Si bien son dos tipos de energía solar, cada una funciona de una manera.

En pocas palabras, la energía eléctrica solar térmica se basa en la concentración de la luz del sol para generar calor, el cual se usa, además, del para ejecutar el motor térmico, que hace que rote un generador para producir energía eléctrica. Por el contrario, la energía solar fotovoltaica convierte directamente la luz del sol en energía eléctrica.

La gran concienciación actual acerca de la sostenibilidad y las energías renovables ha producido que cada vez más gente instalar sistemas en sus viviendas que funcionan con energía solar. Si bien es cierto que la electricidad verde sólo se obtiene de la fotovoltaica, lo cierto es que la energía térmica también sirve como fuente energía doméstica.

Radiación solar

La energía solar es aquella que se obtiene gracias a la radiación electromagnética del Sol. Solo la mitad de la radiación solar que emite el sol es absorbida por la superficie terrestre y el océano mientras el resto se refleja en la atmósfera, las nubes, el suelo y el mar. A esta energía se la denomina irradiancia, se mide en W/m2 y se puede usar para producir energía.

Tipos de radiación solar

● Radiación solar directa: Se puede concentrar para su uso
● Radiación solar difusa: Es la que se produce por reflexión solar y refracción solar de la atmósfera y las nubes.

 

 

Tipos de energía solar

Energía solar fotovoltaica

Usada para producir energía eléctrica, permite transformar la radiación solar en energía a mediante módulos fotovoltaicos. Se puede usar en grandes instalaciones y en instalaciones de placas solares para autoconsumo.

La instalación de placas solares en inmuebles permite reducir el consumo energético de energía, así como la contaminación.

Los componentes principales de una instalación de placas solares son los mismos independientemente de para qué se use y son los siguientes:

Placas solares: se encargan de generar la energía eléctrica a través de la energía del sol.
Inversor solar: se encargan de habilitar el uso doméstico y el transporte de la energía solar.
Batería solar: almacenar la energía solar para usarla en cualquier momento del día.
Cableado y contadores: se encargan de transportar y cuantificar la energía generada.

Energía solar térmica

Es usada para calentar agua, que se puede usar para cocinar y calefacción. Suele servir para uso higiénico y residencial.

Nos permite obtener calor al calentar un fluido a través de la energía procedente del sol. Este fluido calentará el agua de la vivienda mediante un intercambiador de calor. Calentar el agua de esta manera es gratis y tiene varios usos.

La energía solar térmica de baja temperatura (la de uso doméstico) se produce mediante colectores de baja temperatura que calientan el agua hasta temperaturas de
65 ºC mediante absorbedores de calor.

Características representativas

La energía fotovoltaica usa un sistema mediante semiconductores para convertir directamente la luz solar en electricidad. Este tipo de energía sólo funciona cuando el sol brilla, por lo que debe acompañarse de otros mecanismos de generación de electricidad para asegurar que las necesidades del inmueble se cumplen.

La luz solar concentrada se puede usar como fuente directa de calor, como en el calentamiento solar de agua, o para conducir un ciclo de calor. Además, debido a que la energía solar térmica se produce directamente con el calor, puede almacenar energía térmica mediante diferentes medios. Se puede llegar a almacenar energía suficiente durante unas ocho horas sin necesidad de la luz del sol. De esta forma, se puede afirmar que la energía solar térmica puede producir energía durante todo el día.

Sin embargo, la energía fotovoltaica está a la cabeza de las elecciones sobre energía renovable para vivienda. Esto se debe a que la tecnología asociada a la energía solar fotovoltaica ha mejorado mucho en relación a la energía solar térmica para instalaciones de grandes dimensiones.

Lo cierto es que ambos tipos son más caros que otras fuentes de energías renovables. Sin embargo, por un lado, la energía solar térmica posee la ventaja de que se puede almacenar y la fotovoltaica que es rentable para instalaciones de grandes dimensiones.

2020-03-16T09:09:24+00:00 marzo 16, 2020|0 Comments

Dejar un comentario