La domótica y el aislamiento, claves en la eficiencia energética de tu hogar

Conseguir que tu casa sea eficiente energéticamente se puede basar en varios aspectos, en este artículo nos centramos en la domótica y el aislamiento para conseguirlo. Algunas medidas requerirán de reformas mientras que otras serán hábitos que habrá que aplicar. Además de la importancia de contar con una tarifa eléctrica que contribuya a este objetivo sostenible.

Ahorra con tu tarifa

La domótica y el aislamiento ayudarán a alcanzar la eficiencia energética, pero si además de reducir tu consumo quieres pagar menos en tu factura deberás encontrar entre todos los tipos de tarifas eléctricas cuál es el que más se ajusta a tus necesidades. Solo así podrás alcanzar el ahorro, conoce las modalidades del mercado actual aquí. Una vez tengas localizada la variedad que se ajusta a ti puedes comparar las diferentes tarifas eléctricas que ofrecen las comercializadoras.

Por otro lado, ten en cuenta que hay mucho movimiento en el mercado energético y que la compañía de luz más barata en 2019 puede no ser la misma el próximo año. Por ello, es conveniente conocer varias compañías de luz y gas y comparar sus precios. Si nuestro contrato no tiene cláusula de compromiso podremos cambiarnos a otras compañías de luz tantas veces como queramos en un mismo año.

Domótica y aislamiento: un 10 en eficiencia energética

A continuación te explicamos algunas de las posibilidades que ofrecen estas dos grandes áreas. Por un lado, la domótica son aquellos sistemas de automatización que se implantan en viviendas o edificios y que aportan ahorro energético, seguridad y tranquilidad. Mientras que el aislamiento son las actuaciones que se hacen en los inmuebles encaminadas a mantener la temperatura ideal sin gastar energía extra.

¿En qué lugares de la casa se puede aplicar la domótica? Sobre todo en los sistemas de climatización, ya que gracias a esta se puede programar la calefacción, bajar la temperatura o apagarla, entre otras opciones. Sin duda, la monitorización de los consumos es donde reside el máximo ahorro energético que ofrece la domótica. Asimismo, la domótica se utiliza en aparatos eléctricos como la televisión y el teléfono pero también para el manejo de las luces. En lo que respecta a la seguridad de esta automatización, por ejemplo, hay sensores que si detectan fuego en la vivienda no solo avisan a los inquilinos sino que llaman a los servicios de emergencia.

En el caso del aislamiento su campo de actuación es amplio. Se puede implantar en todas las estancias de la vivienda ya que es aplicable a suelos, techos, paredes, fachadas, ventanas… Las pérdidas de temperatura afectan directamente a nuestro consumo, ya que necesitamos más energía para mantener los grados óptimos para nuestro confort. Por ello, la función principal del aislamiento es eliminar esas fugas. Asimismo, elimina las humedades. Según apuntan los expertos, el 35% de la energía se escapa por las fachadas, el 25% por el tejado, el 15% por el suelo, 15% por puertas y ventanas y 10% por infiltraciones de aire. Lee más aquí sobre el ahorro con este tipo de intervenciones.

2020-01-07T11:22:51+00:00 enero 7, 2020|0 Comments

Leave A Comment