¿Puedo usar placas solares sin baterías?

Con todo este revuelo sobre las baterías solares, es posible que se esté preguntando si es un componente esencial en su instalación solar fotovoltaica. Entonces ¿Puede usar placas solares en su hogar sin necesidad de tener baterías? La respuesta corta es sí, sí puede.

A pesar de que los precios han bajado significativamente en los últimos años, las baterías no son rentables para los propietarios de viviendas en España.

El precio de una instalación solar fotovoltaica con baterías puede incrementar hasta un 80% más y la energía almacenada costaría más que la energía que extraemos de la red.

Hay ciertas ventajas de tener baterías como respaldo en algunas ocasiones, pero no es esencial para todos.

A continuación, exponemos casos en los que a veces tener baterías puede ayudar y casos en los que solo con instalar paneles solares en la azotea bastaría.

 

¿Cuándo se necesitan baterías?

Si vive en una zona con una red eléctrica poco estable, antigua o saturada que origina con frecuencia cortes en el servicio.

Si vive en una zona remota y aislada sin red eléctrica central, necesitará un dispositivo como es la batería para almacenar la energía producida y hacer uso de esta posteriormente.

Como respaldo, las baterías pueden ser útiles. Con el almacenamiento instalado, su inversor ahora depende de la batería en lugar de la red para proveer de energía eléctrica a su hogar. Desafortunadamente, tal configuración con baterías modernas de iones de litio actualmente incrementa el precio de su instalación fotovoltaica en un 80%. Y con eso todavía no compraría suficiente capacidad de batería para abastecer el funcionamiento de todos los electrodomésticos y dispositivos en su casa. Tendría que elegir si utilizar unos u otros antes de que la batería se descargase por completo en apenas un día. Las baterías se recargarían con la producción de sus paneles solares pero la cantidad dependerá de las condiciones climáticas. Este tipo de instalaciones no proporciona suficiente potencia para descartar completamente independencia de la red.

Para determinar la rentabilidad de una batería hay que considerar el coste de la batería, su potencia, su rango de utilidad y sus ciclos de utilización.

Por ejemplo, una batería de Ion Litio de 4,8 kW con un rango de utilización del 80% se convierte en 3,8 kW si consideramos 6.000 ciclos de vida, obtendremos 22.800 kW de producción a lo largo de su vida útil. Con un coste de 1.800,-€ de inversión encontramos que el coste por kW producido es de 0,114 €, importe que puede coincidir con lo que nos cobra la propia compañía eléctrica. Este dato pone de manifiesto qué si bien pueden ser interesantes, las baterías a día de hoy no son la panacea del autoconsumo.

¿Cuándo no se necesitan baterías? Conectado a la red: la red es como una batería gigante

Probablemente las horas en las que demande más consumo de energía, no se solapen siempre con las horas de mayor producción solar.

Durante estos tiempos (y especialmente de noche), las viviendas con un sistema solar fotovoltaico, a menudo obtienen energía de la red, que actúa como un sistema gigante de respaldo de energía.

Cuando el sol está brillando, consumimos la energía directamente de lo que produce los paneles y cuando no, la extraemos de la red.

Este tipo de instalaciones se denomina sistemas conectados a la red. Esto podría considerarse una forma de “almacenar energía” sin necesidad de un sistema de batería.

Probablemente producirá aún más energía de la que necesita al mediodía cuando el sol esté brillando con más intensidad.

Por otra parte, los sistemas de climatización basados en suelo radiante son una enorme batería que acumula calor (o frío) en la placa radiante en las horas de producción fotovoltaica y la difiere para ser utilizada en las horas nocturnas gracias a la inercia que posee el sistema.

Con el Real Decreto de Autoconsumo, según la disposición legal vigente, la compensación de la energía sobrante vertida a la red, se realizará por la empresa suministradora deduciendo una parte de la energía vertida de la parte que hayamos consumido dentro del intervalo temporal de un mes. Con un contador bidireccional se puede enviar ese exceso de energía a la red y obtener crédito. Esto es esencialmente “almacenar” esa energía en la red para usarla más tarde.

Cuando necesita energía por la noche, su sistema se pone en modo inverso y obtiene la energía que necesita. Incluso si no produce electricidad adicional, puede extraer de la red si está conectado a ella.

Si no está especialmente preocupado porque en la zona donde vive se originen cortes de energía y el funcionamiento de la red sea bueno, es posible que no necesite una batería. La mayoría de las interrupciones en España se solucionan en unas pocas horas o un día como máximo.

La capacidad de almacenamiento de una batería solar típica está dimensionada para proporcionar electricidad durante aproximadamente uno o dos días en caso de un corte de energía. Entonces, si bien una batería solar podría suavizar esa pérdida de energía, es cuestión de sopesar el coste de una batería versus los beneficios para usted.

Cuando entran en juego las variables de la rentabilidad o el ROI realizado merece la pena al menos compararlo.

Si tiene alguna pregunta sobre esto, los asesores energéticos de Akiter resolverán todas sus dudas sin ningún tipo de compromiso.

solar pv house

2019-11-19T13:02:15+00:00 noviembre 19, 2019|0 Comments

Dejar un comentario