Las Claves del Real Decreto de Autoconsumo

La nueva normativa de autoconsumo fotovoltaico  (Real Decreto de Autoconsumo 244/2019) aprobada recientemente por el consejo de ministros ha traído muchísimos cambios al mundo de la generación fotovoltaica, al mundo de la generación de energía.

Hemos pasado de un sistema regulatorio donde básicamente se impedía la colocación de placas solares o se limitaba muchísimo a un sistema en el que no es que se incentive, es que simplemente se deja al ciudadano y a las empresas generar su propia energía. Se pone al ciudadano y a los productores de energía en el centro de la transición energética, en el centro de poder generar nuestra propia energía.

Son cinco grandes cambios los que trae esta normativa:

Eliminación de tasas o impuesto a la generación fotovoltaica

Se establece un balance neto o compensación de consumo. Esto quiere decir, que los excedentes que genere nuestra planta fotovoltaica van a ser vertidos a la red eléctrica y la red eléctrica a través de las comercializadoras va a compensar este vertido al final del mes en nuestra factura

Se establece y se permite el autoconsumo compartido. Es decir, una comunidad de vecinos, un polígono industrial o cualquier asociación va a poder generar su energía fotovoltaica y compartirla de la manera que ellos establezcan.

Se elimina cualquier límite a la potencia instalada. Anteriormente solo podíamos instalar la potencia que teníamos contratada. Ahora mismo se puede instalar cualquier potencia en los tejados.

Se permite que terceras empresas sean las que exploten las instalaciones fotovoltaicas.

 

 

 

 

 

2019-11-19T12:31:20+00:00 noviembre 19, 2019|0 Comments

Leave A Comment