Placas solares y aerotermia. La clave de la ecoeficiencia.

Combinando los sistemas de calefacción por aire con los dispositivos de autoconsumo fotovoltaico, podremos multiplicar los beneficios que ya proporciona el uso exclusivo de ambas fuentes de energía renovable.

Los dispositivos aerotérmicos pueden extraer energía del aire exterior mediante bombas de calor reversibles. El sistema se instala en el exterior del edificio, toma el calor del aire y lo hace circular a través de un circuito interno, luego el líquido refrigerante se envía a los sistemas de aire acondicionado de la casa, como radiadores, calefacción por suelo radiante, calentadores de agua, etc.

Ventajas de las instalaciones con aerotermia

Los equipos de aerotermia más comunes se suelen utilizar en acondicionadores de aire convencionales o climatización a través de una unidad exterior conectada a una o varias unidades interiores. Por lo tanto, es muy importante tener un lugar fuera de la casa donde se pueda colocar la unidad de aerotermia.

Los beneficios más importantes de este tipo de instalaciones son los siguientes:

Su instalación es fácil, rápida y cada vez más económica

Este tipo de sistemas sólo consume un 30% de energía en comparación con otros sistemas de climatización, puesto que el 70% restante de la energía térmica se extrae del aire.

Se puede usar tanto para calentar como para enfriar, gracias a las bombas de calor reversibles.

Gran nivel de eficiencia energética y rendimiento

No usa combustión fósil, por lo que es respetuosa con el medioambiente. Sin embargo, aunque se llega a considerar como tal, no es un sistema 100% renovable, puesto que la bomba de calor consume energía.

Gran ahorro a medio plazo.

Reduce el consumo de agua en la vivienda

Su mantenimiento es sencillo

Ventajas de los sistemas de placas solares fotovoltaicas y aerotermia combinadas

Como acabamos de comentar, los sistemas aerotérmicos necesitan electricidad para funcionar. Por ello, los mejores resultados finales se obtienen si se utilizan paneles solares para generar la energía necesaria para la bomba, ya que la combinación de la energía fotovoltaica y la energía aerotérmica nos permite realizar un autoconsumo energético totalmente sostenible y 100% renovable.

Estos equipos combinados poseen ciertos beneficios:

La energía eléctrica producida por las placas fotovoltaicas es totalmente renovable, por lo que el sistema aerotérmico también lo será, puesto que la electricidad de la bomba de calor no provendrá de la red pública sino de las placas fotovoltaicas.

Este tipo de sistemas permiten un ahorro energético muy alto, puesto que no consumiremos nada de electricidad de la red pública.

Por cada kilovatio hora de electricidad generado por la placa solar, el sistema de aerotermia es capaz de producir 4 kilovatios hora térmicos.

Los sistemas de calefacción por aire tienen un consumo programable, por lo que las instalaciones combinadas se beneficiarán ya que se podrán coordinar los horarios de funcionamiento con el momento en que el sistema de autoconsumo fotovoltaico produce más energía.

Si las instalaciones fotovoltaicas generan un excedente de energía, esos kilovatios se pueden utilizar con el sistema de calefacción por aire porque tiene acumuladores que permiten utilizar la energía posteriormente.

Tras la aprobación del Real Decreto 244/2019, si el sistema fotovoltaico produce más electricidad de la que consume, puede recibir una compensación financiera por el excedente de energía o vender el exceso de energía en forma de venta.

Funcionamiento de los sistemas combinados

Además de utilizar paneles solares para alimentar bombas de calor, disponer de un sistema de calefacción por aire nos permite aprovechar más la energía fotovoltaica generada por los paneles solares. Actualmente, existe una variedad de sistemas de calefacción de aire que están diseñados específicamente para un rendimiento máximo cuando se combinan con energía solar.

Las bombas contienen un sistema de acondicionamiento integrado con la fotovoltaica para utilizar la electricidad generada por los paneles en exceso de lo que se consume, y para calentar y almacenar el agua sobrante para su uso posterior.

Por tanto, este nuevo dispositivo consigue mejorar el rendimiento de las instalaciones fotovoltaicas, no sólo para intervenir en la generación de energía, sino también para producir agua caliente sanitaria para los hogares.

Algunos sistemas híbridos incluso ofrecen equipos de pronóstico del tiempo, lo que les permite predecir la energía que producirán los paneles y tomar decisiones óptimas en función de eso.

2022-05-16T13:51:41+02:00 mayo 13, 2022|0 Comments

Dejar un comentario