Contraer

Edificios o casas passivhaus: ¿qué es y cuáles son sus características?

En un mundo cada vez más consciente de la importancia de la sostenibilidad y la eficiencia energética, la construcción de casas y edificios ha evolucionado hacia enfoques más ecológicos y eficientes. Dentro de este panorama, los edificios y casas Passivhaus han surgido como un modelo destacado que redefine la manera en que concebimos y se construyen las viviendas.

En este contexto, vamos a explorar el concepto de Passivhaus y su relevancia en la construcción contemporánea, destacando sus orígenes, fundamentos y beneficios en la búsqueda de un futuro más sostenible y eficiente en términos energéticos.

Pasivhaus: Orígenes y fundamentos

Orígenes del concepto Passivhaus

El concepto Passivhaus, que hoy en día es sinónimo de construcción altamente eficiente y sostenible, tiene sus raíces en Alemania, en la década de 1980. Fue concebido por el físico alemán Wolfgang Feist y el sueco Bo Adamson, quienes buscaban abordar el creciente problema del consumo excesivo de energía en los edificios. Su inspiración provino de la arquitectura solar pasiva y la necesidad de crear viviendas que fueran cómodas y eficientes en términos energéticos, con un impacto ambiental mínimo.

En 1988, se construyó la primera casa Passivhaus en Darmstadt, Alemania, conocida como “Kranichstein”. Esta casa fue un hito en la historia de la construcción sostenible, ya que demostró que era posible lograr una eficiencia energética excepcional y un alto nivel de confort interior sin depender en gran medida de sistemas de calefacción o refrigeración convencionales. El éxito de Kranichstein allanó el camino para el desarrollo del estándar Passivhaus y su posterior difusión a nivel mundial.

Desde entonces, el estándar Passivhaus ha evolucionado y se ha convertido en un enfoque reconocido internacionalmente para la construcción sostenible. Los pioneros Feist y Adamson, junto con otros investigadores y profesionales de la construcción, sentaron las bases de una revolución en la forma en que concebimos y construimos nuestras viviendas, centrándose en la eficiencia energética, la calidad del aire interior y el respeto por el entorno.

Principios fundamentales

El corazón del estándar Passivhaus reside en sus principios fundamentales, que guían la planificación y construcción de estas estructuras altamente eficientes. Los principios esenciales incluyen:

  • Aislamiento térmico sobresaliente: Las casas y edificios Passivhaus están envueltos en un aislamiento térmico excepcional que minimiza la pérdida de calor en invierno y la ganancia de calor en verano.
  • Hermeticidad al aire: Para mantener un control total sobre la ventilación y evitar pérdidas de energía no deseadas, las construcciones Passivhaus deben ser herméticas al aire.
  • Ventilación controlada con recuperación de calor (VMC): La VMC es un componente clave que garantiza un suministro continuo de aire fresco y elimina el aire viciado, recuperando al mismo tiempo el calor del aire saliente.
  • Ventanas de triple acristalamiento: Las ventanas de triple acristalamiento mejoran significativamente la eficiencia energética al proporcionar un excelente aislamiento térmico y minimizar la pérdida de calor a través de las ventanas.
  • Ausencia de puentes térmicos: Se evita cuidadosamente la formación de puentes térmicos, que son áreas donde se produce una mayor pérdida de calor debido a una conexión defectuosa entre los componentes de la estructura.

Estos principios fundamentales no solo son cruciales para lograr la eficiencia energética, sino que también son esenciales para crear un ambiente interior cómodo y saludable. La interacción armoniosa de estos elementos es lo que distingue a las casas y edificios Passivhaus como líderes en sostenibilidad y eficiencia energética en la construcción contemporánea.

casas passivhaus

Características clave de los edificios y casas Passivhaus

Aislamiento térmico

El aislamiento térmico es una piedra angular de las casas y edificios Passivhaus. Estas estructuras están diseñadas con un aislamiento excepcional en paredes, techos y suelos. El objetivo principal es minimizar las pérdidas de calor durante el invierno y reducir las ganancias de calor en verano. Los materiales aislantes de alta calidad, como la lana de roca o la espuma de poliuretano, se utilizan de manera extensa para garantizar que las temperaturas interiores se mantengan cómodas durante todo el año sin una dependencia significativa de sistemas de calefacción o refrigeración.

Ventilación controlada con recuperación de calor (VMC)

La ventilación controlada con recuperación de calor (VMC) desempeña un papel crucial en los edificios y casas Passivhaus. A diferencia de las construcciones convencionales, donde las fugas de aire pueden ser una fuente importante de pérdida de energía, las VMC en Passivhaus permiten un suministro constante de aire fresco y la extracción del aire viciado. Lo más importante es que recuperan el calor del aire que sale, precalentando así el aire entrante durante el invierno y enfriándolo durante el verano. Este sistema asegura un ambiente interior saludable y cómodo sin pérdida de energía significativa.

Hermeticidad al aire

La hermeticidad al aire es una característica esencial de las construcciones Passivhaus. Se logra mediante un sellado minucioso de todas las juntas y aberturas en la envolvente del edificio, lo que impide que el aire no deseado entre o salga. Esto garantiza un control total sobre la ventilación, evitando fugas de aire no controladas que puedan resultar en pérdida de calor o ingreso de aire frío. Las pruebas de hermeticidad al aire son un procedimiento estándar en las casas Passivhaus para verificar que se cumplan los requisitos.

Ventanas de triple acristalamiento

Las ventanas de triple acristalamiento son una característica distintiva de los edificios y casas Passivhaus. Estas ventanas están diseñadas con tres capas de vidrio separadas por espaciadores térmicos y llenas de gas inerte para mejorar la eficiencia energética. El triple acristalamiento ofrece un aislamiento térmico excepcional y minimiza la pérdida de calor a través de las ventanas, que a menudo es una fuente significativa de pérdida de energía en edificios convencionales. Además, las ventanas de las casas Passivhaus están diseñadas para maximizar la ganancia de calor solar durante el invierno y reducir el sobrecalentamiento en verano.

Ausencia de puentes térmicos

Los puentes térmicos son áreas donde se produce una mayor pérdida de calor debido a una conexión defectuosa entre los componentes de la estructura, como esquinas mal aisladas o uniones entre materiales con diferentes coeficientes de conductividad térmica. En los edificios y casas Passivhaus, se presta una atención meticulosa para eliminar estos puentes térmicos. Esto se logra a través de una planificación y ejecución cuidadosa en la construcción, evitando los puntos débiles que podrían conducir a pérdidas de calor no deseadas. La ausencia de puentes térmicos es esencial para mantener una temperatura interior uniforme y reducir la demanda de energía para calefacción y refrigeración.

Energías renovables para casas Passivhaus

La integración de fuentes de energía renovable en edificios y casas Passivhaus es un aspecto fundamental para lograr una construcción verdaderamente sostenible y eficiente en términos energéticos. Aquí, exploraremos las principales fuentes de energía renovable que pueden complementar la filosofía Passivhaus y aumentar aún más su impacto positivo en el medio ambiente y la eficiencia energética.

Energía fotovoltaica

Los paneles solares fotovoltaicos son una elección popular para edificios y casas Passivhaus. Estos sistemas aprovechan la energía del sol y la convierten en electricidad limpia y renovable. Colocados estratégicamente en techos o áreas con exposición solar adecuada, los paneles fotovoltaicos generan electricidad que puede utilizarse para alimentar las necesidades eléctricas del hogar, desde la iluminación y los electrodomésticos hasta sistemas de calefacción y refrigeración. El exceso de energía puede almacenarse en baterías o devolverse a la red eléctrica, lo que puede resultar en créditos o ingresos para el propietario.

Aerotermia

La aerotermia es otra fuente de energía renovable que se integra perfectamente en casas Passivhaus. Este sistema de calefacción y refrigeración aprovecha el calor presente en el aire exterior, incluso a bajas temperaturas, para proporcionar calefacción en invierno y refrigeración en verano. La aerotermia funciona de manera altamente eficiente, ya que no genera calor, sino que simplemente lo transfiere desde el aire exterior al interior. Esta tecnología reduce significativamente la demanda de energía para mantener una temperatura confortable, lo que es esencial en un estándar de construcción como Passivhaus que prioriza la eficiencia energética.

Energía geotérmica

La energía geotérmica es una fuente de energía renovable que aprovecha la temperatura constante del suelo o el agua subterránea para proporcionar calefacción y refrigeración. Aunque su implementación puede ser más costosa que la aerotermia, es altamente eficiente y sostenible a largo plazo. Los sistemas geotérmicos utilizan una serie de tuberías enterradas en el suelo o sumergidas en agua subterránea para intercambiar calor con el entorno, reduciendo así la necesidad de sistemas de calefacción y refrigeración convencionales. Para edificios y casas Passivhaus, donde la eficiencia energética es fundamental, la energía geotérmica puede ser una elección acertada.

Akiter, socio confiable en soluciones energéticas renovables

La integración de aerotermia y energía fotovoltaica en edificios y casas Passivhaus representa un avance significativo hacia la construcción sostenible y eficiente en términos energéticos. Estas tecnologías, combinadas con los principios fundamentales de Passivhaus, ofrecen ventajas notables en eficiencia energética, confort interior y sostenibilidad. Al aprovechar fuentes de energía renovable como el sol y el calor del aire, estas construcciones reducen su huella de carbono y promueven un estilo de vida más respetuoso con el medio ambiente.

En Akiter, llevamos más de 30 años comprometidos con la implementación de proyectos de energías renovables en una variedad de casos y proyectos, recibiendo reconocimientos por nuestro enfoque innovador y nuestra contribución a un futuro más limpio y sostenible. Continuamos trabajando incansablemente para impulsar la transición hacia una sociedad más ecológica y eficiente en el uso de la energía.